Paneles solares monocristalinos, ¿qué son y cuándo utilizarlos?

20.05.2022
Image - Blog - Monocristalinos

Cuando hablamos de energía solar, existe un mar de posibilidades en las que adentrarse para combatir contra el cambio climático. Los paneles solares se han convertido en la mejor opción para reducir no solo la contaminación, sino también la factura de la luz.

En el artículo anterior ya te explicábamos los diferentes tipos de placas solares que existen en la actualidad: las térmicas, las fotovoltaicas y las híbridas. Hoy, en cambio, queremos dedicar un artículo a uno de los paneles fotovoltaicos más eficientes del mercado: los monocristalinos.

Además, desde Svea Solar ofrecemos información relativa al sector para despejar cualquier duda que puedas tener en el proceso de instalación de placas solares.

¿Qué son los paneles solares monocristalinos?

Los paneles solares son dispositivos formados por celdas fotovoltaicas cuya función es transformar la energía solar en energía eléctrica. ¿Y cómo lo hacen? El silicio, que es el material del que están hechas las celdas, ayuda a que éstas recojan los fotones del Sol (es decir, la luz solar) y los transforme en electrones (y, por tanto, en electricidad).

En concreto, los paneles monocristalinos son paneles fotovoltaicos y se caracterizan por transformar la energía solar en electricidad. Existen ventajas y desventajas que puedes leer en este artículo a la hora de tomar una decisión, pero aquí vamos a explicarte en detalle todo lo que debes tener en cuenta respecto a este tipo de panel tan específico.

Características de los paneles monocristalinos

Como bien dice su nombre, un panel monocristalino está formado por celdas de un solo cristal. A primera vista, podemos distinguirlos por un color oscuro que cubre toda la superficie del módulo y por unas esquinas redondeadas. Pueden tener desde 60 hasta 72 celdas, adquiriendo un tamaño de 164cm x 99cm.

Eficiencia de los paneles solares monocristalinos

Para que cumpla este requisito, debemos fijarnos en la cantidad de energía que es capaz de producir en un espacio determinado, sobre todo si se pretende hacer la instalación en una vivienda unifamiliar, donde los tejados son limitados.

Suele pensarse que los paneles de 72 celdas son la mejor opción en cuanto a eficiencia se refiere. Sin embargo, si tenemos en cuenta su tamaño, los paneles de 60 celdas son más pequeños y, por tanto, en un tejado pueden caber más paneles y generar más energía que solamente un panel de 72.

Diferencias entre paneles solares monocristalinos y policristalinos

En primer lugar, el color ya los hace diferentes, ya que los paneles policristalinos presentan tonos más azulados y los monocristalinos tonos más oscuros, llegando a un color negro. Sin embargo, la principal diferencia entre ambos es la pureza del silicio, cosa que afecta notoriamente en el rendimiento de paneles para el autoconsumo.

Las células de silicio monocristalino se fabrican con bloques de silicio con forma cilíndrica llamados lingotes. Como bien mencionábamos anteriormente, sus bordes redondeados se deben a que se cortan los cuatro lados del cilindro. Así, los cristales obtienen una pureza muy elevada, lo que evidencia un alto rendimiento de cada celda.

Los paneles solares policristalinos no se fabrican de la misma manera. El bloque de silicio se funde en bruto para verterlo posteriormente en un molde cuadrado con todas sus impurezas. Por tanto, tienen un grado de eficiencia menorque los monocristalinos.

¿Cuándo elegir los paneles solares monocristalinos?

La elección de los paneles solares para tu tejado va a depender de las necesidades que tengas. Los paneles solares monocristalinos son la mejor opción en estas situaciones:

· Tienes poco espacio: si no tienes mucho espacio para colocar tus paneles, los monocristalinos van a conseguir un mayor rendimiento con un número menor de placas en tu tejado. Esto se debe a lo que decíamos anteriormente sobre la pureza del silicio, mucho mayor que respecto a otros paneles.

· Vives en zonas con clima adverso: al tener una capacidad mayor para absorber la radiación solar, estos paneles son perfectos en zonas de clima adverso como puede ser la lluvia, tormentas, niebla, etc.

· Necesitas producir mucha energía: si buscas mayor rendimiento, sin duda los paneles monocristalinos son para ti.

Ventajas y desventajas de las placas solares monocristalinas

Como todo, los paneles solares monocristalinos tienen sus propias ventajas y desventajas, y es necesario conocer ambas para tener una visión global sobre este tipo de paneles.

En cuanto a sus ventajas, encontramos las siguientes características:

· Mayor eficiencia: a los paneles monocristalinos se les conoce mayoritariamente por esta gran ventaja. El porcentaje de luz fabricada es mucho mayor frente a los paneles policristalinos, por ejemplo.

· Solución estética: aunque no debería ser la principal razón, muchas veces los paneles monocristalinos se escogen por su aspecto. Debido a su color oscuro, estéticamente quedan mucho mejor sobre tejados también oscuros.

· Menor necesidad de superficie: debido a la mayor eficiencia, no es necesaria una gran superficie.

· Larga vida útil: los paneles solares monocristalinos tienen una vida de entre 25 y 50 años.

En cambio, sus desventajas constan de:

· Mayor coste: el proceso de fabricación de los paneles monocristalinos es más caro debido a las altas temperaturas de fusión necesarias y a su dificultad de fabricación, ya que puede durar hasta 48 horas.

· Mayor precio: consecuentemente a la desventaja (coste) de producción, los paneles monocristalinos se venden a un precio más caro que otros paneles.

Mantenimiento de este tipo de paneles

Una de las cosas más importantes cuando decides pasarte a la energía verde viene después de la instalación de las placas solares. Para no reducir la producción de energía es necesario un mantenimiento que conserve los paneles limpios. Con unas 3 o 4 veces al año debería ser suficiente.

Para limpiar los paneles solares monocristalinos basta con un cubo de agua con un poco de jabón y una esponja.Debes evitar utilizar productos abrasivos que puedan dañar la superficie del panel.

El procedimiento es sencillo: mojar el panel con mucha agua hasta que salga la suciedad sin dificultades y así evitar rayar el panel al pasarle la esponja si no está suficientemente mojado.

Algunas recomendaciones a la hora de limpiar los paneles solares:

· No abusar de detergentes.

· No limpiar en días de viento.

· Al realizar una tarea a cierta altura, lo más importante es tu seguridad.

· Si tienes dudas sobre el mantenimiento, ponte en contacto con profesionales que puedan ayudarte.

Otros tipos de placas solares

Las placas solares fotovoltaicas no solo se dividen en monocristalinos y policristalinos, también existe otro tipo de panel llamado amorfo, aunque no son tan comunes como los anteriores.

La tecnología avanza rápidamente y la energía fotovoltaica se ve beneficiada, hasta tal punto de considerarse la energía del futuro.

Si todavía te han quedado dudas y quieres seguir informándote sobre tus opciones, puedes hacerlo con nuestra guía solar o simplemente poniéndote en contacto con nosotros a través de nuestro formulario.

¡En Svea Solar siempre tendrás una atención personalizada que se acople perfectamente a tu tejado!